WATCHES & WONDER

2021

MONTBLANC

Clásico Cronógrafo

Artículos únicos que valoran la alta artesanía y la innovación. La exclusividad del pasado

y las exigencias del presente se unen en piezas de colección. 

Montblanc_Manufacture_Villeret.jpg
Old Minerva workshop (3).jpg
Montblanc_Manufacture_Villeret_Workshop (2).jpg
Balance_Wheel_Regulation.jpg

Villeret es el pueblo suizo que forma parte de la historia relojera de Montblanc. Allí, en 1858, Charles- Ivan Robert fundó un taller que dio inicio a la manufactura Minerva, alcanzando con el tiempo gran reputación por sus cronógrafos y cronómetros.

Desde su fundación, Minerva fue más allá y desplegó su poder de sabiduría y belleza en la creación de cronómetros capaces de llegar a un altísimo nivel de innovación. Más de 160 años después de instaurar sus primeros cimientos, Montblanc sigue gestando historias de precisión que se nutren de la tradición innegable de su manufactura. Así, en esta línea de tiempo de grandes proezas aparecen nuevos modelos inspirados en creaciones de antología y otros que se suman a colecciones clásicas que siguen sorprendiendo, como Montblanc 1858, Heritage y Star Legacy.

Los orígenes no se olvidan

Como homenaje al año de creación de Minerva, la marca suiza crea una nueva línea de relojes, los Montblanc 1858, basada en un cronógrafo mono pulsador de 46 mm diseñado en 1930 y pensado para la exploración de montaña y la vida militar.

Su silueta fuerte, resistente y clara también presumía de elegancia. Los nuevos modelos de esta línea son tres y llegan en exclusivas ediciones limitadas: Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Origins, Montblanc 1858 Geosphere y Montblanc 1858 Chronograh Rattrapante.

El primero, el Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Origins, tiene una esfera lacada en negro con números arábigos beige, y agujas de horas y minutos tipo catedral, todos luminiscentes. Su caja de 46 mm es de una aleación especial de bronce que le da un estilo vintage y que se magnifica en los contadores bicompax con segunderos y minuteros de cronógrafo grandes y pequeños.

La placa principal y los puentes son de plata alemana, lo que brinda un acabado ligeramente amarillo. Mantiene su emblemático puente en forma de V, patentado en 1912.

En el reverso se aprecia el Calibre MB M16.29, una reconstrucción del calibre del cronógrafo Minerva de principios del siglo XX. Y en el fondo, se ve grabada la imagen de Minerva, diosa romana de la sabiduría. Se complementa con una elegante correa vintage de piel marrón con costuras en beige. Es un reloj de edición limitada con 100 unidades.

Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Origins Limited Edition 100 (3).jpg

Las hazañas del icónico alpinista Reinhold Messner inspiran un reloj osado, hecho para la aventura.

montblanc-1858-desert-shot2-v8-150DPI.jpg
Montblanc 1858 Geosphere Limited Edition 1858  3.png
Montblanc 1858 Geosphere Limited Edition 1858  2.png

Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Origins se basa en un cronógrafo monopulsador militar de 46 mm de los años 30 con Calibre 19-09CH.

Montblanc 1858 Geosphere Messner   (5).jpg

El Montblanc 1858 Geosphere presenta una segunda zona horaria a las nueve en punto, que puede utilizarse como indicación de la hora del lugar

de residencia.

Travesía por el Desierto

La tercera entrega del 1858 es el Montblanc 1858 Geosphere y su creación está estrechamente ligada a la historia de Reinhold Andreas Messner, el famoso alpinista italiano que se convirtió en la primera persona del mundo en escalar, sin oxígeno, las 14 cumbres más altas con más de 8000 metros de altura. Hizo historia, también, cuando el 20 de agosto de 1980, en su ascenso al Monte Everest, alcanzó el punto más alto, los 8850 metros. Estas no fueron sus únicas hazañas: en el 2004, a los 60 años, se convirtió en la primera persona en atravesar el desierto de Gobi en solitario. Este espíritu de perseverancia y excelencia se refleja en el Montblanc 1858 Geosphere, una edición limitada a 1858 piezas con los colores del desierto.

 

El reloj es como una brújula, con dos hemisferios giratorios, y su exclusividad también radica en haber logrado contener todas las zonas horarias. Su caja de 42 mm es de una aleación especial de bronce micropulida con arena. Tiene bisel cerámico bidireccional en marrón brillante, y una esfera lacada en marrón ahumado y beige, tonos que nos llevan en un viaje imaginario al desierto de Gobi. El reverso de la caja tiene un grabado de los famosos acantilados llameantes de esta región desértica, donde se han hallado especímenes de velocirraptores y huevos de dinosaurio fosilizados.